REAL Y SANDOVAL SE LLEVAN EL RETO LA BASTARDA