UN ÉXITO EL PRIMER VIERNES ATLÉTICO